martes, 3 de marzo de 2015

H I P E R T E N S I O N

La presión arterial altahipertensión arterial o simplemente hipertensión es una enfermedad crónica caracterizada porque la sangre se desplaza a través de las arterias a una presión más alta que lo normal.
Suele considerarse que hay hipertensión cuando el valor de la presión sistólica iguala o supera los 140 mm Hg o la presión diastólica iguala o supera los 90 mm Hg.
La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y la muerte temprana.
El principal problema es que el paciente no suele saber que la padece, por lo que sus efectos pueden aparecer de manera inesperada.
Síntomas de la hipertensión
La mayor parte del tiempo, no hay síntomas. En la mayoría de las personas, la presión arterial alta se detecta cuando van al médico o se la hacen medir en otra parte.
Se trata de una enfermedad que al principio no presenta unos síntomas propios. Entre ellos podemos destacar:
§  dolores de cabeza.
§  zumbido en los oídos.
§  hormigueo o adormecimiento en manos o pies.
§  visión borrosa.
§  vértigos, mareos o náuseas.
§  cansancio.
Causas de la hipertensión
En el 90% de los casos la causa de la hipertensión es desconocida, y entonces se denominahipertensión arterial esencial, teniendo un origen hereditario en muchos casos. No puede ser curada pero sí controlada.
Entre el 5 y 10% de los casos existe una causa directamente responsable de la elevación de las cifras tensionales. A esta forma de hipertensión se la denomina hipertensión arterial secundaria” que no sólo puede en ocasiones ser tratada y desaparecer para siempre sin requerir tratamiento a largo plazo, sino que además, puede ser la alerta para localizar enfermedades aún más graves, de las que la hipertensión es únicamente una manifestación clínica.
Hay muchos factores que pueden afectar la presión arterial, como la cantidad de agua y sal que uno tiene en el organismo, el estado de los riñones, del sistema nervioso o los vasos sanguíneos, o los niveles de diferentes hormonas en el cuerpo.
Entre las causas de esta dolencia están:
§  alimentación inadecuada (excesivo consumo de sal).
§  obesidad.
§  edad (la presión arterial aumenta a medida que vamos envejeciendo, debido a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos).
§  embarazo.
§  estrés.
§  ansiedad.
§  consumo inmoderado de alcohol o café.
§  padecer diabetes.
§  antecedentes familiares de hipertensión.

Tratamientos

Ajo
1 Diente de Ajo
El ajo, además de reducir el colesterol de la sangre, dilata las arterias y previene la formación de trombos en las mismas, por lo que reduce la hipertensión.
Para poner en práctica este remedio y beneficiarte de las propiedades del ajo, tienes que tomar al menos un diente de ajo al día. Es preferible consumirlo crudo, y si puedes hacerlo en ayunas, nada más levantarte, será más efectivo, pero si su fuerte sabor te lo impide, puedes, por ejemplo, incorporar en tus ensaladas algunos dientes de ajo. También lo puedes tomar en forma de cápsulas de ajo, que tendrán un sabor más agradable.
Batido de Pepino para la Hipertensión
§  1 o dos pepinos frescos.
Los pepinos son ricos en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diuréticaque favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosos, entre otras enfermedades, para el tratamiento de la hipertensión.
Para beneficiarte de estas propiedades y mejorar este problema, tienes que hacer un batido con un par de pepinos y tomarlo diariamente.

Avena para bajar la presión alta

Empiece su día con un plato de avena. No sólo regulará la presión arterial sino que es muy efectiva para regular el colesterol alto también. Leer más sobre la avena para bajar el colesterol

Bajar la presión alta con apio

Inclúyalo en su dieta diaria. El apio también es un diurético natural por lo que unos trozos de apio en sus ensaladas le ayudarán a tener la presión arterial bajo control.

Disminuya la sal

La sal causa la retención de líquido y esto solo agrega más presión a su organismo. Consuma menos de una cucharadita de sal al día.

Chocolate negro para la hipertensión

El chocolate negro contiene compuestos que pueden bajar levemente la presión. El chocolate debe ser el negro porque el de leche no tiene el mismo efecto.


Té verde, té blanco y té rooibos

Según algunos estudios realizados, el té verde, el té blanco y el té rooibos podrían ayudar a controlar la tensión alta. 

Licuado de perejil y limón

Licúe el limón entero con todo y cáscara y el perejil. Tómese un vasito en ayunas. El perejil y el limón son diuréticos naturales.
Los diuréticos son sustancias que ayudan a eliminar líquidos retenidos que muchas veces causan la presión alta. Otra manera de beneficiarse del limón es exprimir el jugo de limón en una taza de agua tibia y tomarlo en ayunas

Recuerda que aunque estos tratamientos son 100% Naturales deberás visitar a un Profesional de la Salud para que te indique que es lo ideal para tu perfil como paciente y de acuerdo a tu padecimiento

 Si tienes dudas o comentarios puedes contactarme, o si quieres que escriba de un padecimiento en particular házmelo saber
momo_saludnatural@hotmail.com

Que tengas excelente Ombligo de Semana  lleno de bendiciones
Tu amiga 


No hay comentarios:

Publicar un comentario